viernes, 12 de febrero de 2016

Viernes de Swapetines 2016 (II)

Voy bien de tiempo, creo que no me va a pillar el toro. Tampoco me estoy agobiando, al contrario, estoy disfrutando mucho de la experiencia y estoy relajada. No puedo dormirme en los laureles, eso por supuesto, pero todo va viento en popa según lo planeado... y hasta aquí puedo leer. Bueno, va, un poco más: me encanta cómo están quedando.

La semana pasada hice un recopilatorio de lo que he tejido desde el 2009 en los últimos 6 swapetines en los que participé (recuerdo que en 2011 no hubo edición). Esta semana no podía faltar un humilde homenaje a todo lo que he recibido.



  • 2009: Tejidos por Estíbaliz (la imagen no es mía, sino de ella, las fotos que yo hice ya no están disponibles por alguna razón que desconozco). Fueron mis primeros swapetines y mi primer intercambio también, algo totalmente nuevo para mí. Me caí de culo al recibir esos calcetines tan preciosos y todo lo que les acompañó en el paquete, sentí que yo no había dado la talla en lo que preparé, jeje, pero lo hice con todo el cariño. A pesar de eso, fue una buena experiencia que sin duda ayudó a que me animara a participar en otros intercambios.
  • 2010: Tejidos por Mar. El paquete lo recuerdo con cariño porque había poca cosa pero todo de lujo (fibras para hilar de seda y lanas con baby alpaca y seda... uffff!). Se me caía la baba. Nuevamente me sentí muy afortunada. En cuanto a los calcetines, salta a la vista que son preciosos, pero sin duda lo mejor de ellos es que el día que los estrené aprobé el carnet de conducir. Supongo que serán casualidades pero oye, que todo lo hecho a mano tiene un poder extraordinario, quién sabe...
  • 2012: Tejidos por Noe. Noe me mandó unos calcetines únicos. Se tomó la molestia de repasar todo mi ajuar calcetinero para hacerme algo diferente y que no tuviera, todo un mérito y un esfuerzo. Y vaya si lo consiguió. Hasta la fecha son los únicos calcetines en entrelac que tengo y, por supuesto, me encantan. Llegaron con una bolsa y marcadores hechos a mano que, por supuesto, sigo usando.
  • 2013: Tejidos por Neus. Mirad la foto. Se ve mal, lo sé, pero nadie puede negar que Neus no se dejó las pestañas en hacer algo increíble y muy elaborado. ¡Qué pasada de bonitos y qué currada, mujer! Nuevamente me caí de culo al abrir el paquete, que también estaba acompañado de bonitos detalles.
  • 2014: Tejidos por Naturaleza. Llegaron desde México, ni más ni menos. Sé que hizo un gran esfuerzo y desechó su primera opción para empezar unos nuevos que se acomodaran más a mis gustos, lo cual agradezco profundamente. En el paquete, junto a otros preciosos detalles, llegaron unas agujas de bambú de doble punta que me hicieron recobrar mi amor por tejer calcetines con ese tipo de agujas. ¡Hacía casi 5 años que no las tocaba! A día de hoy, sigo enamorada de mis DPN de bambú y las uso con regularidad. Todo un regalazo.
  • 2015 Tejidos por Jennifer. Jen fue la persona que me enseñó a tejer calcetines allá en el altillo de su tienda cuando todavía estaba en la Plaza de la Lana. Fue mi maestra, mi sensei, mi dar-cera-pulir-cera. Así que sí, recibir unos calcetines tejidos por ella fue un gran honor. Me chiflan, son preciosos. Además acompañó el paquete con detalles muy, muy especiales para mí. Todo pensado al detalle y, además, pude recibirlo en persona. Me hizo muy feliz.
Espero que leyendo esto (sí, tostón súper largo, lo sé) entendáis por qué me gusta tanto participar en swapetines. Pero es que, a pesar de recibir, preparar algo para otra persona también es igual o mejor (suena a topicazo, pero lo digo de corazón).

NOTA: Sorprendedor/a, si lees esto no quiero que te sientas presionado por el regalo que tienes que prepararme este año. Esto no es un "a ver si superas esto, 2016", sino un pequeño homenaje a personas que dedicaron tiempo y esfuerzo a hacerme un poco más feliz. Digo e insisto mil veces que me contento muy ampliamente con unos calcetines hechos con cariño por muy simples que sean y una pequeña postal. De verdad!!!!

viernes, 5 de febrero de 2016

Viernes de Swapetines 2016 (I)

He vuelto a caer.

No lo puedo evitar.

Adoro los Swapetines. Con todos mis respetos hacia el resto de los intercambios, para mí éste es el mejor. Sencillamente me encanta.

Fijaos si tengo obsesión que no había nacido el vikingo aún y ya me preguntaba a mí misma si iba a participar o no en esta edición. 

Y me lo pensé, eh. Pero creo que me lo pensé de postureo, porque en mi fuero interno yo sabía que al final iba a participar.

Voy de culo y nunca sé cuándo tendré tiempo para tejer, pero me he tomado muy en serio mi responsabilidad y voy a tejer algo que esté a la altura. No miento, no va a ser el patrón más currado del mundo, pero va a ser bonito... ¡ya lo creo!

El lunes recibí los datos de mi sorprendida y toda tarea doméstica quedó relegada a un segundo plano para dar paso a una exhaustiva investigación Tengo tanto miedo a que me pille el toro que no me quedé tranquila hasta que ese mismo día no tuve todo decidido. Al final me decanto por la combinación de dos patrones, un toque personal y un arreglillo para que se adapten más al gusto de mi sorprendida. Estoy muy contenta con mi idea y voy bastante avanzada, además me lo estoy pasando genial tejiéndolos. Ole y ole, sabía que no me iba a arrepentir (¿será muy pronto para hacer esta afirmación?).

Este es, nada más y nada menos, que el séptimo año consecutivo que participo en Swapetines (sin contar que en 2011 no hubo edición). Como todavía es muy pronto como para mostrar fotos de los avances de este año, os dejo con una recopilación de lo que tejí los 6 anteriores:



¿Qué nos deparará el 2016?

lunes, 1 de febrero de 2016

Calcetines-paritorio

Si lo leísteis en su día, sabréis que para mi parto hice planes de pasar las contracciones tejiendo alegremente unos calcetines que ya había dejado cuidadosamente preparados en un punto donde no tuviera que pensar demasiado.

Pasado ese momento ya comenté que al final no los saqué, pues tuve que hacer otras cosas. Tampoco los saqué en el puerperio inmediato del hospital, evidentemente, había algo que me absorbía cada segundo de mi existencia.

También dije que cuando el peque tenía 4 días de vida lo ingresaron, y a mí con él. Aunque no fue nada grave y al final se redujeron a algo más de 72 horas de hospitalización, recién parida y con las hormonas on fire lloré esos días como nunca jamás en la vida lo había hecho. Y aunque estábamos juntos todo el día y toda la noche, y nos podíamos abrazar y tetear y colechar y contemplarnos, a ratos sacaba las agujas y me desquitaba de toda la ira y la rabia, de todo el por qué a nosotros y de todo el mecagoeneluniversoenteroquieroirmeamicasaya. A pesar de todo, esas horas de angustia no fueron suficientes para acabarlos. De hecho los cerré antes de tiempo hace un par de semanas por puro hastío. Suelo tejer los calcetines toe-up a la vez para aprovechar hasta el último gramo de lana, pero esta vez me cansé antes. Quedan bonitos igual, les doy un uso igual y siempre, siempre, tendrán un significado especial para mí.




Detalles, aquí.

lunes, 25 de enero de 2016

Our little family 2.0

Hace alrededor de un año aproximadamente, os enseñé un pequeño detalle de punto de cruz que hice para decorar la casita. Se trataba de un retrato tipo píxel de los miembros de nuestra pequeña familia. A falta aún de actualizarlo para poner al vikingo y, lo que es peor, de arreglar la tela sobrante por la parte de atrás, este año me animé a hacer otro cuadro parecido.

Ha sido el regalo de Reyes para mis padres. Llevaba mucho tiempo pensando en ello, y sabía que necesitaría tiempo pero, como viene siendo propio de mí, no lo empecé hasta casi el último momento. Menos mal que mi costi tenía vacaciones y se ocupó de... todo (menos de la teta, claro)! De no haber sido así, terminarlo era una misión imposible.

En el cuadro no he puesto solamente a los miembros de mi unidad doméstica:, están mis padres, mi abuela, mi tía, mi hermano y todas las mascotas habidas y por haber, e incluso las que ya han pasado a mejor vida (descanse en paz, pajarito Piolín).



¿Cuándo tocará volver a actualizarlo? ;)

lunes, 18 de enero de 2016

Celebreision

Hoy os enseño el primer proyecto íntegramente empezado y terminado desde que el vikingo nació (no cuenta para el reto de este año, puesto que es del 2015).

Seguro que conocéis el patrón, es el Garter Yoke Baby Cardi.



Dejando de lado el hecho que no le he podido dedicar siempre las horas que yo quería y blablabla, he disfrutado mucho tejiendo esta chaqueta: fácil, rápida y bonita, aunque tuve que correr porque al paso que iba me veía venir que no podría ni estrenarla. Si tuviera que criticar algo es que las mangas son muy cortas para mi gusto. Y oye, que lo estaba tejiendo e iba pensando: "estas mangas son muy cortas". Pero no me molesté en hacer unas vueltas más para arreglarlo. Así se queda, yo digo que son mangas 3/4 y me quedo más ancha que larga.

Uno de los elementos que más me ha permitido disfrutar de este proyecto ha sido la lana, una Knit Picks Stroll Tweed. Además de bonita es increíblemente suave, yo la veo ideal para proyectos de bebé. Ya había tejido antes con esa lana, versión "no tweed" y me encantó el tacto, gustosísismo. La recomiendo mucho. Las lanas Knit Picks yo las compro en Great British Yarns, creo que es una de las dos tiendas europeas que ofrecen esa marca, aunque por desgracia a unos precios muy superiores en comparación con USA.

Pelazo fraile franciscano modo on

Estrenamos el jersey el día de Reyes y le dio muy buena suerte. Le guardamos un trozo de roscón, que evidentemente no se comió pero que era suyo por derecho adquirido. Y sí, justo en ese trozo estaba escondido el rey, como no podía ser de otra manera.

¡Que empiece el Juego de Tronos!


Este año hemos estrenado jerseys hechos a mano para Reyes y para Nochebuena (en ese caso fue el Peysu). Me encantaría seguir con la tradición :)

Detalles, aquí.

miércoles, 13 de enero de 2016

Sólo 3... o 12... o 36... ¡qué sé yo!

Son mis propósitos para el 2016. Algo realmente alcanzable.

- Doce proyectos empezados y terminados en 2016
- Doce libros leídos en 2016
- Doce madejas menos en 2016

Definitivamente el número es el 12. Iba a elegir el 16 pero creo que el 12 es más realista. Hace un tiempo más que realista habría sido risible, pero la vida cambia y ahora esto es así. Yo creo que lo conseguiré.



Y sin llegar a ser propósitos pero realmentes deseable, me encantaría este año poder participar en algún KAL, en algún intercambio, seguir despertándome y despertándole con besos, mimos y sonrisas, comer más sano, más casero y más mejor en general, paseos y más paseos por el campo... Venga, que sí, que este año me lo he puesto fácil.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Resumen tejeril 2015

Como vengo haciendo ya desde hace un par de años, toca echar la vista atrás y hacer balance de este año tejeril que hoy termina. Balance, sin duda, muy diferente al de los años anteriores.

A falta de poner algunas fotografías de proyectos terminados...:

- He comenzado 18 proyectos
- He terminado 20 proyectos (2 de ellos los empecé en el 2014 y otro en 2013)
- He desechado 1 proyecto (empezado en 2014)

- Con el que más he disfrutado tejiendo: Peysu. Sencillo con un punto de dificultad, rápido y lana gustosa. Triple victoria.
- Con el que más me he aburrido tejiendo: Manta multicolor. Punto bobo sin parar, mil costuras... bah

- El que más he usado: Happy Hippie Cardi. Bueno, está claro que yo no lo he usado, pero para sorpresa mía se lo he podido poner mucho al vikingo.
- El que menos he usado:  Espuma del mar del Norte. Ni una sola vez.  Aún no le pongo bufandas al peque ;)

- El que me ha sorprendido gratamente: Manta multicolor. No daba un duro por ella cuando la tejía y hay que ver lo bonita que quedó y lo práctica que me resulta.
- El que me ha decepcionado: Ajuar calcetinero. Desastre total. Muchos no se los pude poner porque le iban pequeños y los otros se le caen. Un drama.

- He usado 39 madejas
- He adquirido 49 (ups...)

Parece que año tras año no consigo rebajar mi stash, pero lo bueno es que, aunque me quite de encima cada vez menos madejas, también adquiero menos. Algo es algo.






Sí, ha sido un año poco productivo en relación a los demás. No pasa nada, esto va a ser así a partir de ahora durante unos cuantos años. Y aunque echo de menos mis agujas, qué queréis que os diga, lo acepto con feliz resignación porque tengo en mis manos el mejor proyecto de mi vida:


lunes, 28 de diciembre de 2015

Yo confieso

Que mi casa, más que una casa, parece una cueva de trolls.

Que algunas mañanas yo me despierto y dejo durmiendo al vikingo en la cama por un largo rato.

Que en esa buena hora u hora y media en la que podría hacer tanto...

yo me hago un café

yo me siento en el sofá

yo pongo los pies en la mesita

yo me tapo con la manta

yo dejo que mi gato se espachurre encima mío

yo saco las agujas

y tejo.



Dicen que hay que saber elegir tus batallas. Y ésta, para mí, está perdida hace ya tanto tiempo...

martes, 22 de diciembre de 2015

Spanish Swap Navideño 2015

Pim, pam.

No te enteras y ya ha pasado un mes desde que empezó el intercambio... ¡y ya ha terminado!

Estoy muy contenta de haber participado, ha sido muy satisfactorio para mí a muchos niveles, he vuelto al mundo tejeril.

Este año mi sorprenderora ha sido issabela. Es la segunda vez que me sorprende en un intercambio, supongo que para ella será un poco aburrido repetir pero yo estoy encantada, porque issabela es una de esas sorprendedroas que se toma su tiempo para investigarte y preparar un regalo con cariño que te pueda gustar de verdad. Aquí podéis ver lo que me regaló la vez anterior. Soy muy afortunada.

Y esto es lo que me ha mandado este año:


- Una maravillosa Malabrigo Sock en color Velvet Grapes.
- Un neceser, seguro hecho a mano, csi seguro hecho por ella.
- Un muñequito para mi vikingo, seguro también hecho por ella.
- Una aguja de pecho con forma de gatete.
- Unos bombones y chocolates Lindt. Están demenciales.
- Y el patrón de esta bonita chaqueta que le tejeré a mi bebé el año que viene (este ya no llego). Amén de otros patrones que me ha mandado durante el intercambio.

Estoy encantada. Gracias, gracias y mil gracias.

Y gracias a Sig por organizarlo, como siempre!

Eso sí, tengo una sugerencia para el próximo swap navideño: estando tan próximas las fechas de comilonas y polvorones, sugiero cambiar el "algo dulce" del paquete por infusiones de esas adelgazantes de Hornimann's. Qué locura de exquisiteces, por el amor de Dior.

Por mi parte, yo sorprendí a Laurabiel. Tengo que decir que fue difícil encontrar algo bonito y decente con el presupuesto ajustado que teníamos, pero hice lo que pude.

Como siempre, se me olvidó hacer fotos de todo, pero podéis ver el contenido en su instagram.

Lo dicho, encantada con este intercambio.

¡Otro, otro, otro, otro!

lunes, 14 de diciembre de 2015

Regalos vikingos (3)

Continuamos con los regalitos del mundo "handmade" que van llegando a casa para el pequeño vikingo.

Una compañera de trabajo de mi padre, sabiendo como me gustan las cosas hechas a mano, me bordó un baberito y me hizo unos patucos. Un trabajo muy fino y delicado.



Unos antiguos compañeros de trabajo del padre de la criatura se curraron una de esas tartas de pañales súper originales que venden en las tiendas por un pastón. En realidad era mejor (y más trabajado) que una tarta, nada menos que un mono motorista creado con pañales, un peluche y varios útiles para un bebé. ¡Una currada!



Iaiaimma se sacó a volar su imaginación he hizo una de sus creaciones salidas de su mente que te quitan el aliento. En mi color favorito (porque, de momento, el niño aún no ha definido sus preferencias) le tejió unos shorts con un punto muy original que además resulta ser muy típico del norte.

foto de iaiaimma


Lua también se lo curró mucho con uno de esos packs de bebé que ella sabe hacer. En serio, qué arte tiene la chica. El mío incluye una carpeta para la cartilla del médico, un dado de peluche, un amigurumi, un mordedor y un babero. Todo hecho a mano, por supuesto.



Y siguiendo con los juguetes, Victòria le regaló una mariposilla simpática que sale de una manzana y uno de eso cuentos de tela que, por cierto, es su favorito con diferencia de entre todos los que tiene. Le encanta.



En serio, muchas gracias a todo el mundo por los regalazos, me siento muy afortunada.