viernes, 29 de abril de 2016

Stash 2016

Cada año, desde el 2010, me gusta reunir todas las lanas que almaceno y hacer una foto. Y llevo un control de todo lo que entra y sale en un excel desde septiembre de 2011.

Solía ser en enero, ahora es en abril, pero me gusta aprovechar la foto anual para hacer inventario y comprobar que la cuentas de mi excel cuadran con los ovillos que cuento. Vacío el armario, lo aireo, lo limpio por dentro y ordeno las lanas bien ordenadas.

Ésta es la foto de este año:

este año con el comodín de la cuna, para aquellas madejas verdes que no me cabían al final de la cama


Y os diré algo: estoy CANSADA de ver siempre las mismas lanas en las fotos anuales. Se han quedado estancadas en mi vida. Algunas de ellas llevan conmigo la friolera de ¡¡¡8 AÑOS!!!

A lo mejor os preguntáis: mujer, ¿en 8 años no has encontrado ningún proyecto decente para esas lanas? Pues la verdad es que sí, que casi todas ellas tienen un proyecto asignado a la espera de empezar.

Hace ya mucho tiempo que me propuse que en casa no iba a entrar ni un ovillo más que no fuera para tejer calcetines (ya sabéis que no cuenta, lololololooooooo). Actualmente, he modificado la restricción a "y que no sea para tejer algo al vikingo". Punto. Y lo sigo a rajatabla, lo juro. Es más, no me está costando nada.

No sé si lo he dicho alguna vez, pero mi idea y objetivo es tener sólo stash lana para tejer calcetines, es lo único que tiene sentido, cualquier otra cosa entrará a medida que quiera tejerlo. Es muy romántico aquello de "me compro esto y ya se me ocurrirá lo que tejo", pero sólo me ha llevado a acumulación sin sentido.

A rebajar toca, ¡¡como si no existiera un mañana!! El año que viene, muchas de estas ya no estarán ;)

Por cierto, aquí había uno que estaba deseando que dejara el armario abierto y vacío para probar a ver qué tal resultado da como posible guarida.

lunes, 25 de abril de 2016

Cajita Musical: Little Snowflake

Esta manualidad para bebés nos la enseñó una ex maestra de educación infantil a las mamás que vamos al grupo de crianza del pueblo. A su vez, la musicoterapeuta de la clase de música para familias y bebés nos enseñó su bonito repertorio y nos instó a hacer una para nuestros peques.

Es muy sencillo, son simples cajas de música. Cada una de ellas tiene en la tapa un dibujo que es el motivo de la canción que contiene. Puede ser pintado, pero es mejor si se utilizan varias técnicas (fieltro, telas, pegatinas con relieve o lo que se te ocurra). Yo usé el bordado.

Cuando abres la caja, enganchada a la tapa con un hilo hay un muñequito relacionado con la música que cuelga (también se pueden usar varias técnicas para confeccionarlo) y, a la vez, la mamá o quien sea canta la canción de la caja.

La idea es hacerse con un buen repertorio de manera que el bebé, al final, pida las canciones que quiera escuchar y tiene, a su vez, ese soporte visual y táctil.

Como me explico fatal, os dejo las fotos del pequeño proyecto:

La caja, cerradita, con lo que pretende ser un copo de nieve bordado en la tapa


Cuando la vamos abriendo esto es lo que aparece...


¡Hop!



Y esta es la canción que suena mientras la abrimos. Yo la odio, pero al vikingo es oírla (por mi voz o por Youtube) y se le ilumina la cara. Qué le vamos a hacer.




Esta no me ha quedado muy bien pero tengo ideas para más cajas que espero que me salgan mejor...

¡Feliz semana!


lunes, 18 de abril de 2016

Pepito (editado)

Creo que este es uno de los patrones para bebés más famosos que existe por Ravelry. A mí ya hace tiempo que me tiene encandilada, y por supuesto TENÍA que tener uno para mi polluelo.

Como mi chico también es el padre de la criatura y tal, me dije a mí misma: "venga, albis, que participe un poco en la confección de la prenda", y le di a elegir entre los dos ovillos de Wollmeise Twi que tenía disponibles para tejer el peto. Eligió el amarillo mostaza y ahí se terminó su intervención, jojojo.

Una cosa que tenía clara era que no lo quería liso, tenía que tener algún detalle bonito que le diera color y vitalidad, que lo hiciera más único. Había visto proyectos monísimos con dibujitos en la zona del pecho y, aunque me gustaban y estuve haciendo varios esbozos en una libreta, eso no era lo que quería para mi vikingo.

Y entonces se me ocurrió algo tan secillo como poner un detalle de rayas de colores en una sola de las piernas (ah, cómo amo la asimetría en las prendas de ropa) con restos de lanas Wollmeise que tenía por casa.

Otra cosa que también tuve clara al final pero que tuve que pensar más fue que no iba a ponerle pies. Libres domingos y domingas, como diría Homer Simpson. Me gusta mucho cómo queda con pies, pero debido al tamaño de este enorme bebé que tengo y, especialmente de sus pies, decidí que sería "ponible" durante más tiempo si no le hacía los pies.

Y de todas esas ideas y pensamientos, salió esto:



Estoy bastante contenta con el resultado pero lo veo poco práctico. Aún así, estoy segura de que lo va a a llevar más de una vez esta primavera (la talla es de 6 meses, pero me ha quedado enorme, como siempre).

Aviso a navegantes: con un sólo ovillo de Wollmeise NO ES SUFICIENTE, incluso sin pies y haciendo unas cuantas vueltas en otro color. Yo pasé de comprar otro ovillo por unos cuantos metros, y como resultado tenemos una pierna más larga que la otra... ¡pero mi hijo nunca lo sabrá! ¡muajajaja!


Edito porque por fin he pasado al ordenador las fotos del traje con el recipiente dentro ;)




Detalles, aquí.

viernes, 15 de abril de 2016

Operación ACABEMOS CON LOS WIPS

Título alternativo: No tengo remedio ni mesura, estoy enferma y necesito ayuda.

Yo ya he aceptado desde hace mucho tiempo que no soy mujer de un sólo proyecto. Practico abiertamente la poligamia tejeril casi desde el principio de todo, me siento incapaz de llevar un sólo proyecto a la vez.

Vale, no pasa nada, mucha gente sufre de ese mal. Pero es que, carajos, últimamente esto ya no es ni medio normal. No sé qué mal me dio al volver de mis vacaciones en verano de 2014, que me puse a empezar cosas como una loca y desde entonces ha sido el descontrol padre.

Yo, que nunca había llevado más de 4 cosas a la vez (poligamia sí, pero con dignidad).

Yo, que nunca jamás había roto la estricta norma de no estar más de un año con un proyecto empezado.

Ja, ja, ja y mil veces ja.

Han pasado casi 17 meses desde la última vez que hice revisión de WIPS en el blog y todavía tengo proyectos en mis agujas que ya entonces llevaban demasiados meses empezados y que hoy en día apenas han avanzado unas vueltas.



Me he propuesto (me río ya sólo de pensarlo antes de escribirlo) acabar con todo esto antes de que termine el año. No más WIPS eternos en 2017. Lo veo altamente imposible ya que tengo muchas ganas de tejer cosas nuevas y poco tiempo pero oye, que no se diga que no lo he intentado.

PRIMER PASO: 

Juntar todas las cosas que tengo empezadas y asustarme un poco mucho.

¡Ahrg! ¡Susto!

Así fuera de la bolsa no da tanto miedito

Quiero señalar que antes de hacer la primera foto no me di cuenta que dentro de la bolsa verde con flores había unos calcetines a los que sólo les falta rematar hilos pero que yo ya considero como terminados, aunque se pasen meses (como es el caso) con los hilos colgando. Así nos luce el pelo.

SEGUNDO PASO: 

Análisis de la realidad, cómo están las cosas.

De izquierda a derecha, de arriba a abajo, vamos a ver qué tenemos en marcha. (Para los que no os gusta mucho leer, aquí viene un largo blablabla).

Calcetines "spooky"

Son uno de mis dos proyectos viajeros. Los llevo siempre en la mochilita con todos los trastos que utilizo cuando salgo con el niño y cualquiera de los portabebés que usamos, así que sólo los tejo fuera de casa.

Estado en otoño de 2014:
No existían

Estado en primavera de 2016:
Elástico del primer calcetín hecho, empezando la caña.

Calcetines "Stitch Surfers"

Mi primer proyecto para el fallido Sockdown, que no pude cumplir. Les estoy metiendo caña.

Estado en otoño de 2014:
Acabada la puntera del segundo talón, empezando a subir el empeine.

Estado en primavera de 2016:
Terminado el talón del segundo calcetín y avanzando.

Calcetines para mi hermano

Mi segundo proyecto viajero, pero estos los llevo en el carro. Claro, que como apenas uso el carro, casi nunca los tejo, pero ahí están, siempre en el bolso del carro.

Estado en otoño de 2014:
No existían

Estado en primavera de 2016:
Tejidos los dos a la vez desde arriba, acabados los elásticos y empezando con las cañas.

Calcetines "Monster"

Calcetines de rayas con los restos de muchas de mis lanas de calcetines. Como es un proyecto para quemar restos, no cuenta para acabarlo este año.

Estado en otoño de 2014:
Recién terminada la puntera del primer calcetín

Estado en primavera de 2016:
Recién terminado el talón del primer calcetín

Manta de restos

Exactamente lo mismo que lo de arriba, pero tejiendo una manta de grannys.

Estado en otoño de 2014:
Unos 30-40 grannys

Estado en primavera de 2016:
Unos 50-60

Chal "Lumen" (he tenido que mirarlo, ni me acordaba del nombre)

Esto creo que era un KAL de hace mil años. Uf, qué mal...

Estado en otoño de 2014:
Terminada la primera sección

Estado en primavera de 2016:
Hechas 4-5 vueltas de la segunda sección

Chaqueta "Save the baby whales"

Pretendo ponérsela al pequeñajo las noches frías de verano. Me encanta y es adictiva de tejer, pero planeo unas modificaciones para ella que no sé si llegarán a buen puerto.

Estado en otoño de 2014:
No existía

Estado en primavera de 2016:
Cuello terminado, primeros aumentos de la sisa.

Calcetines "Isle of Gayle" (también lo he tenido que mirar)

Calcetines celtas con trenzas que son puro amor, tejidos con una lana artesana que es puro amor y con unas agujas Signature serigrafiadas con mi nombres. Puro amor al cuadrado.

Estado en otoño de 2014:
Debía ir por la vuelta 15 así del gráfico en el primer calcetín.

Estado en primavera de 2016:
Sigo por el primer calcetín, creo que voy por la vuelta 25 o así.

Jersey "3 en 1"

Jersey hippie-moderno que si viera en una tienda me compraría sin dudarlo, tejiéndolo estoy con lanas PRECIOSAS y con un resultado en mente que puede ser genial

Estado en otoño de 2014:
Terminada la sección 1

Estado en primavera de 2016:
Terminada la sección 2 y en proceso de unión con la 1

TERCER Y ÚLTIMO PASO:

Organizarme un poco para terminar todo y a la vez poder hacer cosas nuevas. El plan es que los proyectos viajeros no cuentan y los que se tejen con restos tampoco (muajajaja), y en casa ir alternando un proyecto nuevo con uno viejo, para que no haya peleas conmigo misma.

Here we go!

lunes, 11 de abril de 2016

Real boys wear purple

Normalmente yo no soy muy de repetir patrones (¡con la de cosas preciosas que salen cada día!) a no ser que me encanten mucho y haya pasado cierto tiempo desde que los hice por última vez.

Este jerseicito lo tejí hace nada menos que 6 años y medio para el hijo de Pushka y me encantó, así que quería uno igual para mi vikingo. Tenía además, en mi poder, unos ovillos de lana perfectos para la ocasión y hacer un poco de destash, aunque para más de uno eran de un color muy poco masculino. En fin.

Pude eliminar dos ovillos de mi armario de lanas, pero os digo desde ya que no le he puesto ni le pondré el jersey. Qué tendrán estos señores de La Droguerie que hacen unas tallas tan rarunas.



El jersey ha quedado corto. Largo de mangas correcto y ancho de torso también correcto, pero corto al fin y al cabo. Y mira que lo veía venir eh, pero seguí adelante igualmente, me encomendé al dios del bloqueo, pero nada. Y podría arreglarlo, me sobró lana suficiente pero... meh.

Total, que no ahí se quedará, en el baúl de los recuerdos. No pasa nada, lo tejí con mucho amor, que es lo que cuenta, no?

Detalles, aquí.

viernes, 8 de abril de 2016

Viernes de Swapetines 2016 (y X)

Y tras la super euforia de la última entrada relacionada con los Swapetines, un poquito de calma para mostraros lo que yo tejí y para despedirme de esta edición.

Como sabéis, ya comenté que me lo pensé mucho antes de apuntarme por si no tenía tiempo. Es evidente que con el regalazo que he recibido no puedo decir ni por un segundo que me arrepienta de haber participado, pero es que mucho antes ya estaba contenta porque me lo pasé genial tejiendo y comentando en el foro (volví a la vida tejeril!!), y muchísimo antes que eso ya era feliz también al saber quién iba a ser mi víctima.

Una chica canaria, un amor de mujer según me han dicho (no tengo el placer de conocerla personalmente, pero ojalá lo haga algún día) que quería unos calcetines cortos y sencillos.Y pude empezar a respirar tranquila.

Entonces, ese día, toda tarea de casa, recado o cuidado de mamífero humano o felino que no fuera estrictamente imprescindible para no morir en la miseria más inmediata, pasaron a segundo plano hasta que encontré el patrón perfecto para Sary (que así se llama la chica). Cuando lo encontré, ideé en mi mente cómo añadir unos detalles personales y luego respiré un poco más tranquila.

Los días siguientes tejí con mucho brío, y como eran cortos y sencillos a petición de mi víctima, terminé el primero en una semana y respiré muy relajadamente. Tanto que me confié (como si no me hubiera pasado otras veces, ais, no aprendo).

Entonces, de repente, a mi chico tuvieron que operarle de urgencia y sin esperarlo. Nada grave, pero con una recuperación muy jodida y que requería cuidados varios, así que me vi con un cachorro humano, un gato muy pesado, un convaleciente y una casa hecha un puto asco y no pude tejer durante unos días hasta que se recuperó un poco la armonía familiar. Pero se acercaba la fecha de entrega.

Hiperventilación.

Me llevó unos cuantos días de tejer como una posesa, pero llegué a tiempo. Cuando una se compromete, se compromete y no hay más que hablar. Los calcetines se terminaron, salieron a plazo y llegaron sanos y enteros hasta su destinataria.

Y aquí están:



El patrón se llama Grapus. Yo, personalmente, le añadí una mini trenza a cada costado del empeine para darle algo de asimetría y también añadí los detalles de la puntera.

Como siempre, me olvidé de hacer fotos al resto del paquete.

Pues eso es todo por este año, prueba superada y, como extra, algún que otro objetivo para el 2016 cumplido.

¡¡Viva yo!!

Y viva Pilar, por supuesto, por el curro que lleva preparar cada edición. Y por muchos años, eh!

Detalles de los calcetines, aquí.

domingo, 3 de abril de 2016

(no)Viernes de Swapetines 2016 (IX)

Llevo días dándole vueltas a cómo escribir este post porque lo cierto es que no sé ni por dónde empezar. Así que improviso.

Lo primero es decir que esta entrada se publica en domingo porque hoy es oficialmente el pistoletazo de salida para mostrar los regalos recibidos, por eso es un NoViernes.

Lo segundo es que este año mi sorprendedora ha sido Sonia. Y aquí es cuando yo ya me pierdo, se me llena la boca de palabras, el corazón de emociones y no sé ni lo que escribir.

Sonia ha sido una sorprendedora excepcional, decir que se vuelca en el intercambio es quedarse injustamente muy corto.

Sonia se ha tomado muchas molestias para hacer algo único para mí (y creedme que lo ha logrado).

Sonia se ha puesto en contacto conmigo todos y cada uno de los viernes que ha durado el intercambio (y algunas veces más).

Sonia me ha regalado infinidad de patrones para mí y para mi familia en todos esos mails anónimos.

Sonia, por si todo lo demás fuera poco, ha tenido hermosas y dulces palabras para mí, me ha llenado de halagos, me ha subido el ego hasta el infinito y más allá.

Sonia ha sido la mejor sorprendedora de este intercambio. Lo siento por todas las demás, por suerte casi todas nos esforzamos al máximo para hacer felices a nuestras víctimas. Pero Sonia, oh Sonia, Sonia se lo ha currado tanto. Todo lo que pueda decir por aquí es poco y todas las gracias que le doy se quedan cortas, pero espero que ella sepa de corazón lo feliz que me ha hecho.

En fin, vamos al lío.

Su paquete me llegó el día de mi cumpleaños, y aunque ella había pagado para que me fuera entregado antes, llamó a mi puerta en un día perfecto. Fue mi primer regalo material de ese día. Menuda cara se me quedó cuando vi esa enorme caja de Correos que contenía todos estos paquetitos:



Qué será, será, por el amor de Diooooooooooooooooor.

Aquí, el contenido desvelado:



Un simple vistazo basta para ver el tema del paquete, muy acertado y que demuestra lo que os digo, que me investigó bien.

Y ahora, los detalles.

Unos marcadores preciosos en mi color, por supuesto. Junto a ellos, un par de transfers para que lo ponga en alguna prenda de mi chicuelo. El que salen varios vikingos, es por detrás una postal, cuyo contenido me guardo para mí ;)



Una taza de temática evidente (¡con lo que me gustan a mí las tazas y el té!) y unos juguetitos para Haiku que, si pudiera hablar, le daría las gracias. Lleva meses viendo cómo se llena la casa de juguetes nuevos y ninguno es para él, se lo ha pasado en grande con los que le ha mandado Sonia.



Un ovillo de lana y unas fibras para hilar (a ver cuando lo retomo). Fruto, seguro, de un día que comenté en el foro que el amarillo es un color incomprendido y que a mí me gusta. Pero es que, además, me gusta ése tono de amarillo.



Una bolsa de tela (hecha por ella, claro) que me hizo sentir muy miserable por las dos humildes bolsitas que yo cosí para mi víctima. Es que esta quita el hipo, madre mía, todo hecho a mano: el collar con tiras de cuero, el casco con tachuelas, lo ojos bordados ¡increíble!... Por cierto, es una pobre vikinga que tiene sueño... cómo yo.



Y algo que quita más el hipo aún, ¡mirad qué muñeco! ¡Y LO HIZO ELLA! ¿Se puede tener más talento? Caray, es que es impresionante, casi me caigo de culo cuando lo vi. A mi vikingo le chifla, será que ha encontrado en él algo en común.




Y, por supuesto, los calcetines. Los hermosos, únicos, perfectamente tejidos y 100% "yo" calcetines que me ha tejido. Lo siento muchísimo, pero he sido incapaz de hacer una foto en el que el color le haga justicia. Esperaré a que ella publique las suyas, y os enlazaré a su blog para que los veáis bien. Son espectaculares.





¿Entendéis ahora por qué os digo que ha sido la mejor de este intercambio?

Cientos, miles, millones de GRACIAS, Sonia. Eres una crack!

EDITO: Para enlazaros con las fotos de Sonia, mucho mejores que las mías

viernes, 25 de marzo de 2016

Viernes de Swapetines 2016 (VIII)

El paquete para mi víctima ya está en camino. En él, junto a otras cosas, viajan estas dos bolsas de tela que he cosido yo misma con sangre, sudor y lágrimas.

No son perfectas ni mucho menos, pero espero que mi víctima las reciba con alegría.



¿Alguien había pedido bolsas de labores?

jueves, 24 de marzo de 2016

30

En este día de hoy he dejado para siempre de ser un alocada veinteañera para pasar a ser una treintañera madre de familia.

Hace un año, embarazada de casi 5 meses, escribía que "dentro de un año mi vida habrá cambiado para siempre".

Como imaginar que, a día de hoy, la felicidad sería tan grande y plena.



viernes, 18 de marzo de 2016

Viernes de Swapetines 2016 (VII)

La misma foto de la semana pasada, esta vez a todo color.



¿Te gusta, sorprendida mía?