lunes, 24 de abril de 2017

Simple SKYP Socks

Último parde calcetines terminados, hace ya tres semanas, y poco que decir sobre ellos.



Han sido un regalo de cumpleaños para mi tía. Ya he dicho muchas veces por aquí que ella los usa muchísimo, así que para mí es una alegría tejerle calcetines porque sé que se los pone y los disfruta hasta el día de su mismísimo final: hace poco se le agujerearon los primeros calcetines que le tejí, ¡hace más de 8 años!

Estos, me temo, no van a durar tanto. Tejidos con la famosa Malabrigo Socks, todos sabemos que al no llevar nylon eso nos garantiza menor resistencia al roce y una muerte calcetinera prematura. Pero veréis, hace poco en el podcast de Las Knitting Amigas se habló sobre esto y la famosísima Joji dijo al respecto que los calcetines (o medias, como ellas les llaman por ahí) son para tejerlos, ponérselos, disfrutarlos, romperlos y tejerse otro par. Y me encantó la reflexión, pues claro que sí.

Eso no significa que no siga prefiriendo las mezclas con nylon, las mejores y más resistentes, pero con esta lana 100% de Malabrigo han salido unos calcetines que han sido una locura de placer para tejerlos, el punto ha quedado precioso y ¡qué decir del color!

Así que a mí, como tejedora, que me quiten lo bailao. Y espero poderle tejer muchos más pares a mi tía antes de que estos se rompan.

Detalles, aquí.

lunes, 17 de abril de 2017

Tejiendo en abril

Este mes sigo sin cumplir con mi plan de llevar 3 cosas para ir avanzando un poco de todo de mi pila de WIPS, cuya cima ya casi no alcanzan a ver mis ojos.

Llevo dos proyectos, uno más que el mes pasado. Son los últimos proyectos, por el momento, que tienen fecha de entrega, así que cuando los termine ya podré dedicarme a otras cosas sin prisa. La verdad es que tengo otros proyectos empezados conlos cuales me puse fecha tope, pero más por frikismo que por verdadera urgencia, aunque a todo tengo ganas de meterle un buen meneo, ya.

Espero, este mes, acabar estas dos mini cositas. Y digo mini porque son ropitas para bebés, así que no hay excusas, que esto se hace en un plis plas.

jerseicito para el niño

chaquetita para la niña



lunes, 10 de abril de 2017

Swapetines 2017: lo que he recibido

Hace ya casi una semana que abrí el paquete que, con tanto mimo, me preparó conunpardeagujas y todavía estoy como una niña con zapatos nuevos. O mejor dicho, como una tejedora con calcetines nuevos, ¿habrá algo más gratificante para nosotras?

Isabel ha estado todo el intercambio preocupada porque decía que no me atendía lo suficiente. Pero claro, es una mujer con dos hijos que trabaja a jornada completa, así que lo único que puedo hacer es demostrar hacia ella todo mi respeto y admiración por el mimo y el trabajo que ha dedicado a preparar mis regalos:



En escena:

- Una preciosa madeja para tejer calcetines
- Unas agujas para calcetines de doble punta
- Una libreta con una funda de patchwork
- Una preciosa bolsa para llevar proyectos, ideal para tejer mientras caminas por la calle
- Unos deliciosos ¿bombones? que estaban de vicio y de los cuales no entiendo cómo el último duró hasta ayer por la mañana
- Y, por supuesto, unos preciosos calcetines en mi color favorito, hechos con una lana muy especial (que ya no existe!!!), suave, gustosísima de llevar. Un placer y una belleza para mis pies.

No puedo más que sentirme muy afortunada por todo el cariño que he recibido. Me siento muy afortunada y, mis pies, todavía más:

Gracias Isabel por preparar todo esto.

Gracias, Pilar, por el sarao, no  veo el momento de la siguiente edición!

Con esto cierro el capítulo, mi octava participación en el mejor intercambio del mundo, ea.

lunes, 3 de abril de 2017

Swapetines 2017: lo que he tejido

Estamos ya a principios de abril y siempre por estas fechas empiezan a llegar ya los preciados paquetitos del intercambio Swapetines. De lo que hay para mí de momento no sé nada, así que mientras tanto os explico lo que he tejido yo.

Este año me ha tocado sorprender a Elena de Misperendengues. A ella le apetecían mucho unos calcetines con motivos celtas o vikingos y eso era exactamente lo que yo quería tejer. Pasada la alegría inicial al comprobar que, una vez más, mis deseos se ajustan a mi sorprendidas (me lees la mente, Pilar?) me entró el miedito enel cuerpo, pues  Elena es una gran tejedora y había que estar a la altura. No pasa nada. Sí se puede.

En esta edición he funcionado diferente de cómo lo hago normalmente. Suelo hacer un estudio de campo intenso de unas horas, escudriño patrones y más patrones, hago eliminatorias, semifinales y finales. Y repito el proceso un par de veces más. Me lo remiro todo de nuevo y empiezo el que, con casi seguridad, ha sido el primer patrón al que le eché el ojo. Esto suele durar un par de días a lo sumo, con altas probabilidades de cambiar de opinión una o dos semanas después.

Esta vez no, he ido a tiro directo, sin pensarlo mucho. He buscado patrones con calma, he elegido el que me ha hecho sentir un flechazo y no sólo no he cambiado de opinión veinte veces sino que lo he empezado varias semanas después. Así, de sobrada.

Me ha gustado tejer así, menos estrés y más seguridad, aunque el patrón elegido me ha dado alguna sorpresita desagradable, pero me gusta bastante el resultado final.






Elena ha sido un encanto de sorprendida, muy atentay agradecida. Me pilló a mitad del intercambio, pues resulta que uno de los patrones que le mandé de regalo ponía que era para uso exclusivo de xxx (mi nombre). Nunca me había pasado esto, quedáis avisadas las traficantes de patrones, éstos os pueden delatar!

Del resto de regalos no tengo fotos, como es costumbre en mí. Puse en el paquete algunas pijadinas, tés, chocolates, una taza de bambú y un par de lanitas, entre ellas una de Sóc una Troca que me guiñó el ojo desde que entré en la tienda, aunqué mareé un poco a Marta de Fil&Tropia antes de llevármela definitivamente a casa.

Un placer, como siempre, participar en el intercambio. Ahora a esperar a que llegue mi regalito!

Detalles, aquí.

lunes, 13 de marzo de 2017

Tejiendo en Marzo

Swapetines.

Es lo único que estoy tejiendo este mes: en casa y fuera de ella. A principios de marzo cogí un poco los otros dos proyectos con los que estaba trabajando, la manta y el jersey, pero me urgía acabar los Swapetines. Esta entrada, pues, no va a desvelarnada nuevo, porque además las fotos que os pongo tampoco lo son (nuevas).



Ayer terminé el último chart y lo que me queda en adelante es todo recto, así que espero pegarle un buen empujón y tenerlos listos a mediados de esta semana.

Tengo ganas de respirar tranquila, acabarlos y ponerme con otras cosas. La vida de una tejedora es durísima: por cada proyecto que empiezas, se te ocurren diez más quet debes empezar pero ya de ya.