jueves, 2 de noviembre de 2017

Y calcetines para mi papá!

Este año he regalado calcetines a todos los miembros de mi familia que sé los aprecian y los usan... sólo me faltaba mi padre.

Tejer calcetines para hombre puede ser un suplicio porque son más largos, pero los hombres de mi entorno aprecian mucho las cosas sencillas, así que se compensa el "extra-largo" con un patrón "extra sencillo".



Son los vanilla-latte socks, segunda vez que los tejo. Tienen un diseño muy simple y muy bonito que casa con cualqier tipo de colorido de lana. Ya sabéis que yo soy muy fan de las Felici de Knit Picks, así que no dudé en usar una de las que tengo en mi stash. Ese colorido y ese patrón quedan bien, creo yo.



Mi padre tiene los pies finiiiiiitos y yo tejo muy relajado, así que estos calcetines tienen sólo 56 puntos. A pesar de eso, se me hizo muy largo, cada vez que los cogía pensaba: va, un empujón y los termino. Y con este suplicio estuve un mes.

Lo compensa todo el ver unos calcetines bien lavaditos y bloqueados :)

Detalles, aquí.


miércoles, 27 de septiembre de 2017

Pescadeision

Lo que me cuesta pasarme por aquí... la penita que me daría dejarlo. En fin.

Este año, por suerte para muchos de nosotros, parece que el verano no se ha alargado como un interminable lastre. Que sí, que los días tienen sus más y sus menos, algunos con más calor que otros, pero nada que ver con temporadas anteriores.

No sé si os ha pasado a vosotras, tejedoras, pero a mí con los primeros fríos ya me ha entrado el síndrome de winteriscoming y he tenido que ponerme como una loca con los quehaceres tejeriles de este invierno.

Y es que mi vikingo no tiene gorro para esta temporada. Este será su tercer invierno y su tercer gorro.

Con pocos meses llevó este, aunque era un poco corto y no lo usó demasiado.



El año pasado le dimos muchísima caña a éste, que a parte de bonito era súper calentito y práctico porque lo ataba con las cuerdas bajo el cuello y así no se caía e iba con las orejas bien protegidas (nota: lo hice talla 3 meses y se lo pudo poner con 15, y eso que es cabezón).



Y este año, va a ir por la vida con esto:



Hace años que deseo tejer esta frikada y ahora, con un peque fascinado por los peces y que de momento no se queja mucho, he encontrado la víctima ideal que lleve mi creación. ¿Soy una mala madre? ¿Dónde acaba lo friki y empieza lo ridículo? La verdad, es que me encanta, es divertidísimo y creo que tiene una buena edad para llevarlo y resultar gracioso.

Para tjerlo he usado cada centímetro de dos madejas de DROPS Merino Extra Fine y agujas del 3.00. Teniendo en cuenta que es una lana grosor DK, ha quedado el punto apretadito pero bien, abrigado, que es lo que cuenta. Con esto y acortando un poco las distancias entre disminuciones de la cola, he conseguido adaptar la talla para un niño de 2 años (el original es para niño-adulto, talla única, lana tipo worsted y agujas del 4.5). Los ojos son dos circulos de fieltro cosidos y la pupila hilo mouliné.

La verdad es que estoy contenta con el resultado, pero no sé si se lo voy a poner mucho, no lo veo práctico, pero esto sólo el tiempo lo dirá.

¿cuándo se ha hecho tan mayor?

Ahora toca ponerme a tope con el jersey navideño!

Detalles, aquí.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Terminando calcetines

Hay que ver lo que me cuesta pasarme por aquí últimamente a escribir. Es la maldición de Instagram, estoy segura!

Como quizás algunos ya sepáis, este mes de agosto ha sido la locura para nosotros, nos hemos comprado un piso (bieeeeen) y las mudanzas no es que sean plato de buen gusto, qué os voy a decir. Más aún cuando pasas a vivir a la mitad de metros cuadrados.

No obstante, una tejedora obsesivo-compulsiva siempre sabe encontrar ratitos para tejer, y yo he ido arrancando minutos por aquí y por allá y he conseguido terminar lo que me había propuesto: acabar dos de los tres pares de calcetines que tenía a medias.

En el grupo Sock Knitters Anonymous el reto de cada mes de agosto consiste en tejer libremente (casi todo lo que normalmente está prohibido, se acepta) o en acabar calcetines a medias, que es a lo que yo me uní. Y no sólo logré terminar sino que, además, gané un patroncillo en el sorteo con las finalistas :)

Estos calcetines estuvieron en mi mente muchos años y finalmente decidí empezarlos en mi fase de super startitis aguda de 2014. No tienen nada de especial, son rayas de 4 vueltas, 2 repeticiones por color, con lo cual sigo teniendo infinitos restos de calcetines todavía. Qué le vamos a hacer. Están tejidas con agujas de 2.5mm y han quedado más bien grandes.



Lo mejor fueron todos los hilos que tuve que rematar ¬¬ (hay foto en Instagram)

Los segundos calcetines que acabé no llevaban, ni mucho menos, tanto tiempo en mis agujas (los empecé la víspera de San Juan) pero no por ello tuve menos mérito en terminarlos, porque han sido un regalo para mi señor marido que calza nada menos que un 45, y porque soy tonta de remate y los hice con agujas Chiaogoo, que son buenísimas pero que me dan también una alegia buenísima. Lo pasé fatal con las manos llenas de sabañones, no podía tejer mucho rato seguido, pero acabé :)


Estos últimos han sido una versión en lana fingering del patrón Morrison Socks, de Brooklyntweed. En mi página de Ravelry encontraréis las modificaciones que hice para adaptarlos al hilo más fino.

Detalles aquí y aquí, respectivamente

lunes, 7 de agosto de 2017

Calcetines de esos que te enganchan

Sí, ya sabéis de lo que os hablo, seguro que no me pasa sólo a mí:

Calcetines de esos que no son totalmente lisos porque tienen un puntiiiiiito de complicación, tejidos con una lana bonita y suave, que te enganchan y no puedes parar de tejer.

He tejido un par de estos el pasado mes:


Han formado part del reto de julio de Sock Knitter Annonymous, cuya técnica del mes consistía en tejer un patrón diseñado especialmente para lanas de rayas. Éste es bien sencillo, tanto que no entiendo cómo cualifica para el reto (pero lo hace). Simplemente, cada vez que se empieza un nuevo color, sea donde sea que te encuentres (normalmente será en medio de una vuelta) hay que tejer una pasada haciendo YO, K2TOG. Y ya. Fácil, ¿no? La única dificultad que vi fue que había un cambio de color entre dos tonos muyyyyy parecidos y me volví medio lela buscando el inicio del cambio. No lo conseguí, empecé la vulta de calado cuando me pareció, pero no se nota, muajajaja.

El color me chifla, aunque en ovillo nunca me llegó a entusiasmar. Pero tejido, oh!. Lo veo tan fresco y veraniego! Cómo puede ser, si son calcetines de lana? Estoy ya tan pirada...

Knit Picks Felici, como no podía ser de otra forma :)

Iban a ser para mí pero a medida que iba avanzando decidí regalárselos a mi madre, que le encantan los calcetines tejidos a mano pero siempre se queja de que le dan demasiado calor. Bueno, pues estos con agujeros esperemos que sean algo más ligeros.

Si los volviera a tejer pondría 56 puntos en lugar de 60, por lo menos en la pierna, ya que una vez puestos el dibujo no se abre del todo bien, o por lo menos no todo lo que a mí me gustaría.

Durante el mes de agosto, al ser de descanso, el reto de Sock Knitters Anonymous consiste en "saltarse las reglas", casi todo vale. Se pueden tejer calcetines lisos, patrones repetidos y aprovechar para acabar los que tengamos a medias. Esto último es lo que intentaré hacer yo, acabar dos de los tres pares inacabados. Uno de ellos está a pocas vueltas de ser finalizado :)

Detalls, aquí.

lunes, 17 de julio de 2017

Raro mes de julio, raro...

Está siendo un mes de julio raro. Han pasado muchas cosas que trastocan la tranquila rutina, y más que van a pasar (mudanza a la vista, socorro) y todo está siendo raro. También estoy tejiendo raro, pero no sabría explicar qué significa eso para mí. Es como cuando picoteas de aquí y de allá, empiezas cosas que te parecen la hostia y tienes ganas de tejerlas pero no lo haces, no acabas nada, estás desconcentrada, no acabas de encontrar tu lugar, HACE CALOR... en fn, raro.

Y entre tantas rarezas he descubierto que se pueden hacer pulseras de bolitas con ganchillo, mira tú qué cosa, y me ha parecido ideal para regalar a personas con las que me apetecía tener un detalle por "estar ahí" (if you know what I mean).



Las he hecho con hilo mouliné doble, ganchillo de 2.5mm y las típicas miyuki tamaño 6/0, siguiendo este tutorial:



Una de ellas es para mí, lo confieso, pero todavía no sé cuál.