lunes, 2 de septiembre de 2013

Gothic Dreams

Hace ya más de dos meses que terminé este proyecto, pero en todo el santo verano no podía encontrar ni el lugar ni el momento "adecuados" para hacerle unas fotos medio decentes. La semana pasada, pero, pasé unos días en una granja llena de gallinas, borricos y hordas de moscas, así que pensé: "¿qué mejor sitio que éste para retratar la elegancia y el señorío de mi nuevo chal favorito?".


Sí, lo digo y lo repito sin vacilar: el Sweet Dreams es, total, absoluta y definitivamente mi nuevo chal favorito. Podría enumerar cientos, pero voy a argumentar mi afirmación en 4 sencillas razones.

Razón nº1: Es bonito

Y no me atribuyo el mérito de la belleza, para nada. El mérito es de la genial diseñadora que lo ideó y lo parió de su sesera y que, por cierto, pocas cosas pare que sean feas (aunque ésta, para mí, es la más hermosa de todas).


La primera vez que lo vi me lo enseñó Marga y recuerdo muy bien lo que me dijo: "Ahora vas a ver algo muy bonito y muy especial". Y vaya si lo es. De hecho, creo firmemente que es imposible que este chal pueda quedar feo o deslucido, lo tejas con el material y color que lo tejas. A las pruebas me remito.

punto extra: creo que hasta que quita kilos!
Razón nº2: Es llevable

Aquí sí me atribuyo un poco el mérito. La versión original está hecha con una lana muy delicada con un resultado impactante, pero para mí lo quería un poco más rústico y gordito y creo que tanto la lana (Dream in Color Smooshy) y el color (Gothic Rose, de ahí el nombre), han logrado el resultado que esperaba (y eso que dudé taaaaaanto de que pudiera quedarme bien!!).



No queda tan fino como el de la mayoría de gente, pero a mí me gusta y sé que me lo voy a poner mucho. Los chales de lana delicada son preciosos, pero al final nunca o casi nunca los saco a la calle porque, o no me veo con ellos o me sabe mal que puedan estropearse.

Además, ese efecto de media luna alargada hace que sea muy sencillo llevarlo como bufanda.


sacando pecho, como me diría mi abuela

Razón nº3: Es rápido

Como ya comenté en su día, este chal fue el KAL de verano que comenzamos durante las 24 horas tejiendo. Yo tejí lo que vendría a ser la parte lisa, pero usé una aguja muy fina y al final estaba el punto tan apretado que el tejido casi se aguantaba de pie. Después de las 24 horas dormí un poco, me desperté, lo deshice, lo volví a comenzar y no volví a dormirme hasta que no llegué hasta el punto de antes de deshacer.

Después de eso me llevó unos pocos días terminarlo del todo, y eso que no lo tejía siempre. Para mí, que siempre me atasco en los chales y que las vueltas de calados y mil puntos se me hacen interminables, esa rapidez-ultrasónica-casi-sin-darte-cuenta fue una bendición tejeril.

haciendo amiguetes

Razón nº4: Es divertido

Ha sido mi primer proyecto con perlitas. Reconozco que, al principio, intimidan un poco, pero lo cierto es que cuando llevas unas cuantas vas tan rápido que ni te enteras, y además le dan al momento un buen toque de originalidad y variedad.

en relidad no son tan anaranjadas

Es fantástico, yo sólo pienso en poner bolitas a todos mis chales, me ha encantado. A lo mejor queden un poco horteras, quién sabe. Pero al final ¿no es la diversión lo que cuenta?


Me encanta, me encanta y me encanta hasta el infinito y más allá. Estoy deseando repetir con otro tipo de bolitas, lanas y colores.

Proyecto MUY recomendado.

Detalles y anotaciones, aquí.


15 comentarios:

  1. ¡¡¡Me encanta!!! Es uno de los chales que lleva en mi lista de favoritos y futuribles una eternidad y tu versión más gordita me parece super-original! Y como tú dices, muy, muy ponible. :-)

    ResponderEliminar
  2. Muy muy bonito Albis!!
    todas nos quedamos enamoradas con este patrón!
    el tuyo me gusta por lo gordito que se ve, mas ponible y gustoso como dices.
    disfrutalo!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu chal! La lana y los abalorios son perfectos! No me extraña que sea uno de tus favoritos.

    ResponderEliminar
  4. Que bonito te ha quedado...me gusta mucho con lana gordita si alguna vez lo hago creo que me copiaré ;-)

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad!! No me piques que no quiero empezar nada más!!! :P

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado superbonito!!!! Lo apunto a mi lista de futuros chales!!!! Y tu camiseta mola taaaaaanto!!!! Envidia total!!!! :P

    ResponderEliminar
  7. ¡Espectacular! Y las perlitas no quedan nada horteras, parece que le den más caída al chal.

    Iba a copiártelo pero con eso de que quita kilos a ver si me voy a quedar transparente...
    ;-)

    ResponderEliminar
  8. El chal me ha molado un montón, pero la camiseta que llevas más. ¿Dónde la has comprado?

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches!!
    Llevo siguiendo tu blog desde hace un tiempo y me gustaría decirte que tus ideas me sirven en muchas ocasiones de inspiración para mis creaciones. Sólo las que dedicamos un poco de nuestro tiempo al
    maravilloso mundo de las manualidades sabemos el valor de los pequeños detalles.
    Yo también tengo un blog al que subo a menudo mis pequeñas labores: http://tallerdemanualidadeshandmade.blogspot.com.es/

    Te dejo la dirección por si quieres echarle un vistazo.
    Un saludo y sigue así!!

    GREARTE

    ResponderEliminar
  10. oh qué bonito te ha quedado guapa! el color, el patron, todo es perfecto! El mio tb es gordito y es verdad lo que dices, es super llevable :)

    ResponderEliminar
  11. M'encanta la teva versió!! I això que li he dit a molta gent que aquest xal no m'agradava i que les boletes em semblaven "horteres" (M'hauré de retractar) jijiji

    ResponderEliminar
  12. Nenaaaaa, te ha quedao genial. Me encanta con este grosor. Queda estupendo asi de gordito.

    ResponderEliminar
  13. Es que te ha quedado precioso, no me extraña que lo adores. El color que has escogido es maravilloso, me encanta el resultado!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pero que bonito! yo si que lo adoro! me dan ganas de levantarme de la cama y empezar YA a tejerme uno igual !

    ResponderEliminar

Haz tu chocomentario!