lunes, 26 de mayo de 2014

Adiós al aburrimiento y la desmotivación, hola al reciclaje y las nuevas oportunidades

¿Os acordáis de ésto?

Me aburrí soberanamente de ellos. Al principio me hizo gracia el proyecto, pero a medida que iban avanzando los meses cada vez tenía menos ganas de hacerlos y el ver tantos hilos por rematar y tantos agujeros que arreglar, se me hacía una montaña muy muy cuesta arriba.

Finalmente, en diciembre los aparté en un rincón a la espera de una inspiración divina, de un empujón que me motivara a seguir o de un acto de valor que me animara a deshacerlos.

Mucho tiempo estuvieron arrinconados, pero a menudo pensaba en ellos. Definitivamente, no tenía ganas de seguir, ¡pero me daba tanta pena abandonar el proyecto!

Un día como otro cualquiera, sin ningún precedente en particular, decidí que las cosas se hacen por gusto y no por obligación. Que el tiempo de una es escaso, y debo emplearlo en cosas que me agraden. Bueno, ésa es una conclusión a la que hace tiempo que llegué pero que no es tan sencilla de poner en práctica. Lo que me hizo dar el paso definitivo fue una idea que se me vino a la cabeza, una manera de deshacerme del yugo pero, a la vez, conservar en cierto modo una pequeña esencia de lo que fueron mis calcetines de temperaturas.

Y esto fue lo que hice: cogí unas buenas tijeras y... bye bye, hasta otro ratito.


Sin vuelta atrás. Sin opción al arrepentimiento. Y punto!!

Corté por las puntas de los calcetines, deseché los hilos sobrante y puse los puntos vivos en las agujas otra vez.

Y con esas viejas punteras reinventadas, el resto de la lana gris y un ovillo de Drops Delight, nacieron ellos:





No son tan especiales como lo habrían sido los calcetines de temperaturas, pero disfruté un montón haciéndolos. Además, los transportaba en una nueva bolsita de proyectos cosida por mí, lo que me hizo cogerles más cariño.



No negaré que me sentí un poco mal al romper definitivamente con el proyecto inicial, pero la sensación final fue de satisfacción y liberación.

Después de éstos, creo que ya he superado mi época de "encaprichamiento" con calcetines básicos. Tocan cosas nuevas, ya.

Detalles, aquí.

17 comentarios:

  1. Pues me encantan como te han quedado los calcetines al final! Es verdad que hay labores que se hacen cuesta arriba! Yo las voy dejando, dejando hasta que me harto, las deshago y hago otra cosa :D
    La bolsa monísima!

    ResponderEliminar
  2. Los echaba de menos, entorno a tu cumple esperaba una entrada,... y mira...

    Pues con pena, pq lo colores estaban quedando muy bien..
    peero estos nuevo son muy chulos, y en la nueva bolsista porta labores han salido mas bonitos!!!!
    a disfrutarlo en las noches frías!!!!

    ResponderEliminar
  3. Eso es un Tijeretazo como Dios manda jejeje. Pues con el resto del calcetín, un corte por aquí , otro por allá , una tela de forro y un poco de costura.........a lo mejor te sale una funda de móvil .......jijijijiji ya puestos a reciclar. Además el tiempo aun acompaña para que disfrutes de esa preciosidad de calcetines.

    ResponderEliminar
  4. Rematar hilos... Tengo unos calcetines terminados hacer meses y aún no terminé esa tediosa tarea de rematar... Molan los nuevos

    ResponderEliminar
  5. si una cosa s'atravessa va a ser que no

    a desfer o a reciclar o a reorientar...

    han quedat monisisisiisms, jo tinc un 38 de peu... que lo sepas ^_^

    ResponderEliminar
  6. Han quedado muy chulos! Me recuerdan a unas manoplas que me hice este invierno :D

    Los de temperaturas... da mucha cosita verlos cortados, yo no sé si habría sido capaz... ¿Vas a usar la parte de colores para algo? por ahí te aconsejan una funda de móvil, yo creo que puede quedar muy chula. A mí la idea que se me pasa por la cabeza sería cortarlos en plano, coserlos sin rematar ni nada a una loneta o algo y usarlos para hacer un par de cuadros pequeños... ¡es que veo tan bonitas esas rayas de colores!

    ResponderEliminar
  7. Ostres!! A mi el projecte de les temperatures m'agradava moooolt, però no et puc negar que aquests nous mitjons m'encanten!!!

    ResponderEliminar
  8. Quedaron hermosos!!! ufff a cuantas nos ha pasado ello, dejar un proyecto a medio terminar en un rincon.. ufff....

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena por tus calcetines, que bueno que te hayas animado, porque cuando algo no va, no va
    Felicidades y que los disfrutes mucho!!!

    ResponderEliminar
  10. Ha fet pena que els tallessis però crec que ha valgut la pena, oi? A mi els nous mitjons m'encanta com t'han quedat :)

    ResponderEliminar
  11. hay me hiciste reflexionar en un proyecto de manta que tengo dormido... la miro y la miro y ganas de cortarla entera me dan!! el resultado quedó bello!

    ResponderEliminar
  12. Pues me encantan tus nuevos calcetines, y mucho más que los otros, son geniales, enhorabuena :-)

    ResponderEliminar
  13. He descubierto tu blog por casualidad, y me encantan los calcetines, me quedo por aqui mirando que otras cosas chulas has tejido, saludos!

    Lanas y más

    ResponderEliminar
  14. Da mucha cosita cortar... pero cuando algo no da satisfacción..¡¡zas!! borrón y cuenta nueva y ¡¡ a otros calcetines!! te quedaron preciosos!
    Eso si, yo aprovecharía esas rallitas de colores para algo...seguro que nos sorprendes con un invento!
    muuua

    ResponderEliminar
  15. perdón...error de parvulos ¡¡¡rayitas!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  16. Los dos diseños son preciosos, pero al final lo que cuenta es divertirse un poco con el proyecto. Bien hecho!
    Un beso.

    ResponderEliminar

Haz tu chocomentario!