lunes, 31 de octubre de 2016

Dormilón

Aix, pero qué mala es la envidia... Bueno, no, no es envidia exactamente. Es, como diría sonieta: "culo veo, culo quiero". Y precisamente es culpa de ella que yo haya estado como loca ganchilleando este simpático Dormilón.



Ella ha hecho muchos, yo que sé, por lo menos... ¿veinte? Y cada vez que los publicaba en su blog, más ganas tenía yo de hacer uno. Total, que tras su última publicación no pude aguantarlo más y me fui corriendo a comprar un par de ovillos de Natura Just Cotton para darme el capricho (que no fueron suficientes, como es evidente en la foto, aunque debo recalcar que doblé el hilo).

La ocasión lo merecía, y como excusa os diré que no ha sido un impulso tejeril y nada más, sino que "necesitaba uno". Llevamos ya unas cuantas semanas en la escuelita infantil y todo ha ido sorprendentemente bien. De hecho, lo ha llevado él mejor que yo, aunque era previsible. Mis suegros lo recogen al mediodía cada día y se lo quedan hasta que yo llego, pero ahora que ya podemos decir con seguridad que se queda feliz en el cole, vamos a probar a dejarlo a comer un par de días a la semana, para liberar a los yayos un poco.

Y como no sólo se queda a comer, sino que se echa la siesta también, su padre y yo pensamos en darle un muñeco para que se acostumbre a dormir con él, porque a casi 15 meses, mi vikingo sólo se duerme a la teta con mami, o como mucho en el coche o en el portabebés. Y aquí entra en escena Dormilón, que va a acompañar a nuestro bebé unos cuantos días en todos sus sueños antes de quedarse a solas con él en la escuela. Si no puede tomar la teta antes de la siesta, por lo menos podrá abrazarse a un muñeco hecho por mamá con todo su amor. Casi casi regado con mis lágrimas, jajaja.



En fin, dejaremos para otro momento las dudas existenciales de si estamos haciendo lo correcto o no, de momento me quedo con la idea de que me ha quedado un Dormilón bastante apañado (odio hacer muñecos, se me dan fatal) y que a mi hijo le encanta.

Detalles, aquí.

6 comentarios:

  1. No solo te ha quedado bien, es que es precioso!!!
    Muy muy lindo. No me extraña que a tu vikingo le encante.
    Con respecto a lo otro... siempre pienso que lo que se hace con amor, es imposible que sea malo.
    Qué de dudas nos asaltan cuando se trata de los hijos, verdad?
    Estate tranquila, que toda esa dedicación que le has dado, verás que buenos cimientos son. No sé si sabes que el primer día de cole de emma, tuve que cogerla al vuelo por la mochila para decirle adiós, porque ella se iba corriendo para adentro desde que abrían la puerta... siempre lo pasamos peor nosotras.

    ResponderEliminar
  2. Yo no necesito uno pero tras ver el aluvión de dormilones de sonieta y ahora el tuyo me apetece muchísimo tejer mi versión. ¡Culo veo culo quiero total! Verás que rápido se acostumbra tu peque a echarse la siesta con su dormilón. ;-)

    ResponderEliminar
  3. te ha quedado precioso, pero no tanto como tus palabras que rebosan amor y ternura. Un beso mami valiente!muuua

    ResponderEliminar
  4. Precioso. Si os interesa: Descuento del 5% en la tienda online www.tricotlanfil.es Además envío gratuito a partir de 35€. Código de descuento FILIPPI5. Descuento válido en todos los productos excepto revistas. Aprovechad la ocasión y compartir si os parece interesante

    ResponderEliminar

Haz tu chocomentario!